miércoles, marzo 03, 2010

NUEVA SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA DE ADULTOS

Ayer volvimos a encontrarnos las caras los componentes del Club de Lectura de Adultos para comentar la novela Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith. Es una alegría para todos el que cada vez somos más. Ayer tuvimos la incorporación de dos Auroras (Aurora y Aurorita) que vienen las dos de la Asociación de Vecinos de San Pablo y les damos a las dos cálidamente la bienvenida.
La tertulia fue muy animada. Primero estrenamos nuestro nuevo cañón de proyecciones con el visionado de la presentación de la lectura anterior El niño con el pijama de rayas que ya está colgado en este blog y que tan primorosamente nos hizo Antonia, a la que desde aquí deseamos una pronta recuperación.  A continuación, abrimos una ronda de primeras impresiones sobre la novela del mes y José, como siempre, nos sorprendió con unas opiniones por escrito de lo más inteligentes. Vamos, con su permiso, a transcribir una pequeña muestra: 

"Una novela que a mí me da la sensación de que puede que sea un relato autobiográfico, pues está redactada con tanto realismo, sencillez y sentimiento que, pienso, solamente alguien que ha sido protagonista de las vivencias que se atribuyen a cada uno de los miembros de la familia Nolan, ha sido capaz de interpretar tan fielmente el desarrollo de la existencia de las clases desheredadas, a principios y bien entrado el pasado siglo veinte, por haber sido protagonista de sus dificultades, no solo económicas, para sobrevivir con dignidad y orgullo".
A continuación hizo un detallado perfil de cada uno de los personajes que aprovecharemos para enriquecer nuestro próximo cuadro en el que Laura ha trabajado este aspecto.
Laura, como decimos, moderó esta sesión y nos habló del cuadro genealógico de las dos familias Rommely y Nolan; de la presencia de la literatura y el cine en la obra, ya que una de las obsesiones de Francie, heredada de su madre y abuela, esta última analfabeta. es mejorar su condición miserable a través de la imaginación y la educación. Analizó también la estructura circular del libro y los principales rasgos de los personajes. Terminó con su cita preferida que nos deja aquí para que iniciar esta "antología de citas inolvidables":

"Todas eran criaturas frágiles, con ojos grandes de asombro y voces suaves y armoniosas.
Pero forjadas en acero invisible" Cap.VII, p. 78.

Como es habitual, Mónica tomó el relevo para ampliar cuestiones interesantes al hilo de esta lectura. En esta ocasión trabajó la inmigración y la sociedad en Nueva York a inicios del siglo XX tanto en literatura como en cine, luego amplió al resto del siglo XX para acabar centrándose en el barrio de Brooklyn, del cual nos aportó datos interesantísimos,(su historia, su composición social, su renacimento que le ha llevado a ser considerada "la Atenas de Nueva York" por la gran concentración de artistas e intelecturales que allí se han  instalado.) Incluso nos ilustró toda su explicación con mapas de Brooklyn y del metro. Sólo nos falta organizar un viaje.

Deseamos que los que tuvieron inconvenientes y enfermedades se nos mejoren para la próxima sesión, que tendrá lugar el próximo 6 de abril. Sesión que lleva aparejada una sorpresa al poder contar con la visita el día 15 de abril al instituto de nuestra paisana, la joven escritora Rosa Aneiros. Vamos a aprovechar que vendrá a visitar el Club de Lectura Juvenil, donde estamos leyendo Ás de bolboreta, para invitar a los miembros senior del Club que tengan libre esa mañana a pasarse por aquí y escuchar en vivo y en directo a la autora que estamos leyendo. Por este motivo, se adelanta esta lectura Sol de inverno y se postpone la de Cometas en el cielo para el próximo mes.

Muchas gracias a todos los participantes. No olvidéis dejarnos en los comentarios vuestras citas favoritas.

6 comentarios:

Cataboisbiblio dijo...

Mi cita favorita es esta definición de la felicidad:
"Un lugar para refugiarse cuando llueve, una taza de café fuerte cuando una está abatida, un cigarrillo que alegre a los hombres, un libro para leer cuando una se encuentra sola, estar con alguien a quien se ama. Ésas son las cosas que hacen la felicidad." Cap. 52, p. 469.
Pilar
PD. ¡Podría elegir tantas otras!

María Millán dijo...

Hola, soy María Millán. Aquí está mi cita preferida, donde Francie descubre la felicidad de aprender a leer:
"La barrera entre el sonido de cada letra y el sentido de una palabra entera se había caído. Ahora, con un simple vistazo, la palabra impresa le revelaba su sentido. Leyó rápidamente unas páginas y estuvo a punto de desmayarse por la emoción. Quería gritarlo al mundo entero: ¡sabía leer! ¡sabía leer!"
Cap. 22, p.172

Mónica dijo...

"Francie permaneció sentada en la escalera observando a su madre. Era muy agradable estar allí y tener la certeza de que su madre estaba a su lado".
Cap. XXXIX, p. 343.

Una reflexión que permanece en el tiempo. Mónica.

Nocha dijo...

Hola, una cita impactante, para reflexionar:
"... quién sabe si ser necesitado no es casi tan bueno como ser querido. Quizá sea mejor."
Pág. 344

Nocha

Fátima dijo...

Hola, soy Fátima. Mi cita se encuentra nada más abrir el libro, pero la veo muy simbólica del contenido del mismo:
"Algunos lo llamaban el árbol del cielo, pues allí donde caía su semilla crecía otro que luchaba por llegar arriba. Lo mismo florecía entre cercas que entre escombros; era el único árbol que podía brotar de las grietas del cemento. Se esparcía frondoso, pero únicamente en las barriadas populares"

María Luisa dijo...

Soy María Luisa y esta es mi frase favorita:
"Porque la niña tiene que poseer algo muy valioso que se llama imaginación. Necesita crearse un mundo de fantasía todo suyo. Debe empezar por creer en las cosas que no son de este mundo; luego, cuando el mundo se haga demasiado duro para soportarlo, podrá refugiarse en su imaginación".
Muy útil especialmente para los padres.